viernes, 21 de marzo de 2014

Bonafide / Lavalle y Talcahuano

A pesar de la pasion por cerrar el baño con llave y la molestia de subir un piso, el aroma fétido de los despojos humanos se deja percibir a kilómetros.



No hay comentarios:

Publicar un comentario