viernes, 30 de diciembre de 2011

Pau Pei

En Velasco al 1500, cruce de fronteras entre Palermo y Villa Crespo, esta pintoresca esquina con ricos platos y sandwichs muy al estilo de la zona.



miércoles, 28 de diciembre de 2011

Estación Plaza

Bonito café en la esquina de Av. de Mayo y Chacabuco, agradables sus empleados, prolijos sus baños.



viernes, 23 de diciembre de 2011

El Gato Negro

Tradicionalísimo almacén de especias, tés y cafés, devenido en bar posteriormente, conserva su espíritu señorial y a tono con la época, sus baños.



lunes, 19 de diciembre de 2011

Dale perejil al toro

En Villa Crespo, Estado de Israel y el cruce de Jufré y Rocamora, se encuentra esta parrilla con decoración retro que invita a la fiesta de muchos. Bulliciosa y grande, sus pequeños baños no concuerdan con la capacidad del local.




viernes, 16 de diciembre de 2011

Hotel Argentino de Piriápolis

En el larguísimo y señorial pasillo que va del lobby al casino, estos baños remodelados que no dan cuenta de todo el estilo de este magnífico hotel, pero no por ello son menos confortables y pulcros.



miércoles, 14 de diciembre de 2011

Flor de mila

Bolívar y Humerto I, corazón de San Telmo, y este nuevo local que se ufana de la calidad y variedad de sus milanesas. Poco podemos decir de la rapidez de las comandas, pero ya va a mejorar.



lunes, 12 de diciembre de 2011

Pizzería Kentucky Av. Rivadavia y Matheu

Tradicionalísima pizzería palermitana que ahora ha extendido su red de locales, este del Once incluye graffiti para un mozo de la colectividad paraguaya.




viernes, 9 de diciembre de 2011

Hoyts Abasto

La altísima cantidad de pochoclo que se consume en estas salas debe irse por algún lado. Presumimos que este puede ser una alternativa.



miércoles, 7 de diciembre de 2011

Bel Ami

En San Clemente, porciones abundantes y a buen precio. Además, buenos baños, con la curiosidad de que éste, siendo de caballeros, no tenía mingitorios.


lunes, 5 de diciembre de 2011

Ña Serapia

En Av. Las Heras, frente a la plaza, se encuentra este reducto de la cocina norteña especializado en empanadas, tamales y puchero. Clásico de clásicos, curioso por su decoración, y también por sus baños.